Helena Batlle





Literatura… para cagarse

El mundo avanza inexorable y la tecnología cada vez está más logada, smartphones de última generación, tablets potentes como ordenadores y ordenadores potentes… como no podíamos ni soñar hace apenas 10 años. Sin embargo, existe algo primitivo dentro de cada un@ de nosotr@s y que, 32000 años después de aflorar en Las Cuevas de Altamira, aflora en un momento de máxima intimidad. Amiguit@s, hoy vengo a hablaros de la literatura que un@ puede encontrarse en los baños públicos.
Y no, no ha sido un desliz ni una licencia, hablo de Literatura con mayúsculas porque lo que un@ se encuentra a veces en las puertas de baños de bares, colegios, gasolineras, edificios públicos, cafés… Podrían haber sido concebidos de la pluma del escritor más sensible y prolífico, nos puede dar información (encriptada o no) sobre algún hecho e incluso nos puede hacer pensar… Hace algún tiempo escribí sobre grafittis y quedaba bastante clara una idea en la que en estas líneas vuelvo a incidir: Valoro la propuesta, el mensaje. El dónde es secundario… o cuaternario.

puerta1
No me entendáis mal, no hago apología del guarrear paredes o puertas sin criterio, ni de las amenazas, insultos o propuestas de sexo explícito. visit poster’s website Soy abierta de mente, pero con criterio. Valoro expresiones sinceras, las pistas escritas con las tripas y que ni si quiera se han podido retener hasta llegar a casa y plasmarla en un blog o papel. O tal vez el/la autor/a ha considerado que el soporte tradicional no podía reflejar la agresividad, violencia, frustración que quería transmitir… que el aquí y el ahora pesan a la hora de entender el mensaje.
Porque, aunque nos pongamos en el papel de madre y pensemos “Que bonito…y en su casa hará lo mismo”. El dramaturgo de inodoro, es perfectamente consciente de la transgresión cometida… de ahí que la cometa. Cumpliendo a veces una curiosa paradoja, la construcción de lo hermoso desde una, al menos aparente, obra de vandalismo destructivo. Encuentro esta explicación más adecuada y menos escatológica que otra que también se me ocurre, que quería omitir, pero que como veréis paso a comentaros.

puerta2
Dentro de un baño, un@ se alivia, vacía y relaja, quizás se esconde… se expresa de la forma más gráfica y universal posible… y en este estado de sacar fuera lo que llevamos dentro, buscamos aligerar el alma además del cuerpo. Esto no pretende ir del fomento del gamberrismo, si no de que a la hora de que la expresividad, creatividad y la belleza aflore… quizás nos sale a cuenta aquello del “todo vale”.

SHARE :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>